Venezuela ahorra 2.520 millones de dólares por extracción de gasolina en Zulia y Táchira

Eulogio del Pino, El ministro de Petróleo y Minería
Eulogio del Pino, El ministro de Petróleo y Minería

Venezuela ahorra 2.520 millones de dólares por extracción de gasolina en Zulia y Táchira
Caracas.- 11-09-15. CBST-INFO. El ministro de Petróleo y Minería, Eulogio del Pino, destacó que la normalización en el suministro de gasolina en los estados fronterizos de Zulia y Táchira representan al país un ahorro equivalente 2.520 millones de dólares anuales.

“Basado en los estimados de consumo por vehículo para los estados Táchira y Zulia se estima una reducción de 7 millones de litros por día“, agrega en otro mensaje emitido por su cuenta en tuitter @delpinoeulogio.

Del Pino, quien también preside Petróleos de Venezuela (Pdvsa), explica la aplicación del cierre de la frontera colombo-venezolana en el estado Táchira el pasado 19 de agosto, ha logrado ahorrar en esa entidad un total de 1,5 millones de litros de gasolina diarios, los cuales antes eran extraídos de forma ilícita hacía Cúcuta, en Colombia a través del contrabando de extracción.

De acuerdo a un comunicado emitido por la Cancillería de la República en Cúcuta Colombia, 5 galones de gasolina cuestan 14.000 bolívares, mientras que en Venezuela el costo no es más de 3 bolívares.

El comunicado expone que el cierre de la frontera permite que Venezuela ahorre más de 260.000 galones de gasolina por día; suministro que se adhiere al 80% de los productos vendidos en Cúcuta, Colombia, que se introducen por medio del contrabando de extracción desde Venezuela.

Tras un ataque por parte de grupos paramilitares contra tres efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb), el pasado 21 de agosto el Jefe de Estado decretó un estado de excepción en los municipios fronterizos con Colombia del estado Táchira –Bolívar, Pedro María Ureña, Junín, Capacho Viejo, Capacho Nuevo y, posteriormente, Rafael Urdaneta– para proteger al pueblo y liberar a esta zona de acciones de contrabando y paramilitarismo. Días después, concretamente el 28 de agosto, el jefe de Estado anunció que la medida se extendería a otros cuatro municipios: Lobatera, Ayacucho, García de Hevia y Panamericano.

Este lunes, el Gobierno nacional amplió las medidas soberanas en la frontera con Colombia con la activación de un estado de excepción en los municipios Guajira, Mara y Almirante Padilla del estado Zulia, con el propósito de constituir una nueva dinámica en la frontera regida por la paz, justicia y productividad.

Leer Más

Las razones del éxodo colombiano a Venezuela

colombianos parásitos que vivieron a Venezuela a traer la violencia; sicariato; la droga y votan por la derecha - oposición
Colombianos parásitos que vivieron a Venezuela a traer la violencia; sicariato; la droga y votan por la derecha – oposición, la traición la llevan en la sangre

Caracas.- 10 Sep. 2015. CBST-INFO. De cada cinco personas en Venezuela, una nació en Colombia. Tan sólo este año, 121.000 colombianos decidieron -al igual que 5,6 millones de sus paisanos- quedarse definitivamente en territorio venezolano, donde gozan de plenos derechos económicos, políticos y sociales. Pero, ¿cuáles son las razones de ese éxodo?

En 2013, la Organización de Naciones Unidas (ONU) situó a Colombia en el segundo lugar de los países con mayor número de desplazados y refugiados a causa de conflictos: 5,3 millones de víctimas. La lista es encabezada por Siria, con 6,5 millones. El tercer escaño lo posee la República Democrática del Congo, con 2,9 millones, seguido de Sudán, con 1,8 millones.

El conflicto armado que por más de medio siglo ha azotado al vecino país figura como primera causa del desplazamiento. En segunda instancia, las políticas neoliberales en el campo que han expulsado a los campesinos de sus tierras, bien sea por causa de la violencia o las consecuencias del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia y Estados Unidos.

Un estudio de la investigadora Martha Bello, publicado en 2003, ya preveía esa situación. En su ponencia titulada El desplazamiento forzado en Colombia: acumulación de capital y exclusión social, explica que el TLC inundó el mercado nacional con productos importados, situación que creó “una severa crisis en el campesinado colombiano”.

Por otro lado, los grandes productores, en su afán de insertarse al ámbito global, desarrollaron grandes infraestructuras en el campo, iniciando de esa manera “el proceso de apropiación con la consecuente expulsión de la población allí asentada o la eliminación de cualquier obstáculo humano o legal”.

La depredación del capital ha condenado a casi 11% de la población colombiana a vagar como desplazados en su propio territorio, sin la mínima garantía a sus derechos. A inicios de septiembre, el presidente de la Federación Sindical Agraria (Fensuagro), Eberto Díaz, denunció en Telesur que las políticas del gobierno colombiano han expulsado de sus tierras a más de 7 millones de campesinos.

Hace una semana, el escritor colombiano Sergio Álvarez en un artículo en El País, reprochó que la Casa de Nariño calle ante las políticas agrarias “responsables de que miles y miles de campesinos vaguen sin tierra en la frontera y que muchos de ellos busquen en la delincuencia un modo de sobrevivir”.

“Revisen por qué Colombia es un país que sigue expulsando a sus ciudadanos y por qué pasan y pasan los años y las autoridades colombianas no son capaces de generar unas políticas serias de desarrollo y convivencia en esa misma frontera. No está de más decir que en La Guajira, en el norte de la frontera entre Venezuela y Colombia, los niños se mueren de hambre y el estado colombiano hace muy poco para evitarlo”, reclamó Álvarez.

Pero el panorama social tampoco es alentador. Entre 2008 y 2013, Colombia descendió dos lugares en el Índice de Desarrollo Humano (IDH), ocupando el puesto 98 entre los 168 países contemplados en ese ranking. Venezuela se encuentra en el escaño 67.

Colombia también ocupa el puesto 12 en el ranking mundial de países con mayor desigualdad en el ingreso, mientras Venezuela es el país menos desigual de toda América Latina, gracias a la inversión social de la Revolución Bolivariana, reconocidas por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura por su eficaz reducción del hambre y combate a la pobreza extrema.

Leer Más

Cabello asegura que Venezuela no produce paramilitares

Diosdado Cabello, el dolor de cabeza de la burguesía venezolana de extranjeros europeos, judíos y venezolanos
Diosdado Cabello, el dolor de cabeza de la burguesía venezolana de extranjeros europeos, judíos y venezolanos

Cabello asegura que Venezuela no produce paramilitares
Caracas.- Noticias Bolívar. Este miércoles el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, señaló en la reunión con la comisión delegada en el estado Zulia que el paramilitarismo se recogió para su lugar de origen, porque Venezuela no produce paramilitares.
“Aquí desafortunadamente sectores de la delincuencia estaban copiando esos modelos”, apuntó.
En ese mismo orden de ideas, explicó que un paramilitar no es solo aquel que anda uniformado y con un brazalete, esa es solo una forma de reconocerlo. Agregó que la práctica del paramilitarismo colombiano, incluye actos como el asesinato de Liana Hergueta, la arremetida contra las familias de los políticos, e incluso el homicidio de candidatos presidenciales.
“Recordemos como el Congreso Nacional de Colombia hace un tiempo estaba casi absolutamente infiltrado del narcotráfico, eso lo propició Uribe”, mencionó.
El militante revolucionario destacó que el gobierno colombiano no creará nunca una ley que acabe verdaderamente con las fábricas de cocaína. “Es mucho compromiso político, y nos acusan a nosotros que no producimos cocaína”.
Aseguró que el problema del narcotráfico es otra razón para mantener el cierre de la frontera, “tiene que venir una política de reordenamiento poblacional, generación de producción y viviendas”.

Leer Más

OLP recibirá apoyo especial desde China

OLP para poder controlar a los antisociales colombianos que los venezolanos los queremos fuera de Venezuela
OLP para poder controlar a los antisociales colombianos que los venezolanos los queremos fuera de Venezuela

OLP recibirá apoyo especial desde China
Caracas.- Noticias Bolívar- El presidente de la República Nicolás Maduro Mora, durante un Consejo de Ministros que se realizó la noche de este lunes 7 de septiembre, en el Palacio de Miraflores, informó que en los próximos días se anunciará un plan a otro nivel que formará parte de la Operación de Liberación y Protección del Pueblo (OLP)
Agregó que ya formó la aprobación de un proyecto especial para el Sistema de Protección Social para la Paz (SP3) con el propósito de optimizar la OLP. El plan contempla traer la más moderna tecnología para instalar en el país un modelo de comunicación con la comunidad, siguiendo el esquema de los cuadrantes de paz.
Aseguró que este sistema debe ser articulado por el Gobierno y todo el pueblo venezolano, “para garantizar la paz de nuestro país frente a factores ya detectados y factores por detectar, que andan por ahí pululando en las fronteras del terrorismo, del paramilitarismo, del sicariato, como lo demostró, muy dolorosamente, el asesinato de Robert Serra, por parte de una banda de sicarios dirigida, desde Colombia, por paramilitares”.

“Las OLP han mantenido su ritmo, por eso recibirán un apoyo especial desde China”, aseveró el mandatario.
Cabe destacar, que el despliegue de las OLP ha llegado hasta 23 estados de la geografía nacional. Según un estudio realizado por una importante consultora del país, el 83% de los venezolanos y venezolanas aprueba esta medida, implementada por el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, para garantizar el buen vivir de los ciudadanos.

Leer Más

El paramilitarismo existe aunque Colombia no lo nombre

Parásitos colombianos han traído el paramilitarismo a Venezuela y toda la violencia
Parásitos colombianos han traído el paramilitarismo a Venezuela y toda la violencia

El paramilitarismo existe aunque Colombia no lo nombre

Caracas.- 09-08-15. Noticias Bolívar. Como si se tratara de un simple ajuste semántico, mediante la ley 975 de 2005, Colombia “eliminó” el paramilitarismo. En ese instrumento jurídico, promulgado durante del gobierno de Álvaro Uribe Vélez, se suprime el término y se sustituye por el de “organizaciones criminales dedicadas al contrabando y al narcotráfico”. Las recientes declaraciones de la canciller neogranadina, María Ángela Holguín, así lo confirman.

En una conferencia ofrecida el pasado jueves, la jefa de la diplomacia colombiana aseguró que con esa ley, Colombia había erradicado el paramilitarismo porque ya “no utilizábamos esa terminación”.

De esta forma Holguín respondía la petición de Venezuela de buscar una solución conjunta en la frontera para combatir ese flagelo, luego que tres funcionarios de su Fuerza Armada fuesen atacados por grupos paramilitares mientras cumplían funciones de seguridad contra el contrabando de extracción.

Frente a ese ataque a la soberanía y a la seguridad de Venezuela, el jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro, ordenó cerrar la frontera en el estado Táchira, medida que fue extendida de manera indefinida el pasado viernes 21 de agosto.

Sin embargo, el paramilitarismo colombiano es más que un asunto de nomenclatura. Datos de la Fiscalía General colombiana detallan que desde la década de los noventa hasta 2010, fueron perpetrados más de 21.000 homicidios por parte de esos grupos al margen de la ley. Las evidencias de ese horror están en las 3.200 fosas comunes descubiertas y los numerosos folios en el que están contenidas las confesiones de desapariciones, secuestros, violaciones, torturas, utilización de hornos crematorios y otras prácticas en contra del pueblo colombiano.

El proyecto de Uribe

El escritor y columnista colombiano León Valencia, en un artículo de su autoría publicado en el libro Las perlas uribistas (2010), da cuenta de la estrategia del ex mandatario colombiano para desmovilizar las estructuras visibles de esas organizaciones “y buscar el ingreso a la vida civil de sus jefes, lo que dejaba intacto su enorme fondo de riquezas y poder político”.

El mecanismo, cuenta Valencia, fue mediante la creación precisamente de la ley 975. El instrumento jurídico, promovido por Uribe ante el Congreso, les permitía a los paramilitares quedar bajo el amparo de la figura de “sedición”, eximirse de confesar sus crímenes para obtener beneficios procesales y la considerable rebaja de las penas.uribe_paramilitares_02oct2013

Sin embargo, la Corte Constitucional emitió luego una sentencia en contra de esas exenciones. Al mismo   tiempo, el máximo tribunal de ese país emprendió las investigaciones de los nexos entre los paramilitares  y los políticos. Esa acción dejó al descubierto las negociaciones que había hecho el gobierno de Uribe con     los  jefes del paramilitarismo.

Las decisiones de ambas Cortes fueron consideradas por los jefes paramilitares como una “traición” a la   promesa de Uribe de una reinserción tranquila. La consecuencia fue previsible: las organizaciones   retomaron su actividad criminal.

Como ejemplo del error, Varela cita el caso de Medellín, donde Uribe y el alto comisionado de paz pactaron con Diego Murillo, alias don Berna, la desmovilización de los bloques Cacique Nutibara y Héroes de Granada, “pero dejaron intacta la llamada ‘Oficina de Envigado’, es decir, la estructura madre de todo el paramilitarismo en la ciudad”.

Después del retiro de los paramilitares de las negociaciones, se desató nuevamente la criminalidad en la zona y retomaron el control de los barrios “en una escalada de violencia que disparó los homicidios a los niveles que estaban en el año 2003″.

 

Sin embargo, la solución que encontró Uribe en ese momento para “minimizar el fenómeno y esconder el fracaso de la negociación con los paramilitares”, es la misma aplicada por la actual administración de la Casa de Nariño: darle otro nombre a esos grupos violentos al margen de la ley.

“Les ha dado el nombre de Bandas Criminales al Servicio del Narcotráfico, Bacrim, a los nuevos grupos y ha insistido una y otra vez que son una realidad totalmente distinta a las Autodefensas Unidas de Colombia. Pero lo cierto es que estas organizaciones hacen cosas muy parecidas a los anteriores paramilitares”.

En ese mismo artículo, el columnista agrega que esa situación de desborde criminal por parte de los paramilitares se repite “en ciudades como Cali, Barranquilla, Montería, Cartagena y en zonas del sur del país, Llanos Orientales, Magdalena Medio y en la frontera con Venezuela”.

Construcción de una nueva frontera

La creciente violencia fronteriza, producto de la actuación de los paramilitares, ha sido denunciada por Venezuela no sólo en el ámbito bilateral. La semana pasada, en China, el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, se reunió con el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-Moon, para exponer los desafíos que enfrenta el país en la zona limítrofe con el vecino país.

Maduro explicó a Ban Ki-Moon que en la costura de 2.219 kilómetros que une a ambos países “gobiernan los paramilitares, contrabandistas y narcotraficantes, porque ellos (el gobierno neogranadino) abandonaron la frontera”.

Días previos a que se agudizara la tensión diplomática entre Caracas y Bogotá, la canciller venezolana había solicitado a Colombia -entre otras peticiones- la entrega de la lista de paramilitares desmovilizados, con el objetivo de plantear una estrategia de seguridad conjunta que permitiera minimizar la violencia de esos grupos en contra de la población que vive en la zona limítrofe.

Según los datos del gobierno colombiano, en ese país fueron desmovilizados más de 31.600 paramilitares. Sin embargo, en la carta enviada en 2006 por Iván Roberto Duque, paramilitar colombiano de las Autodefensas Unidos de Colombia (AUC), al alto comisionado Luis Carlos Restrepo, informa que los jefes de esas organizaciones eran más de 40 y en las cárceles sólo habían 19.

Los mandos medios, al quedar excluidos en los listados de “Justicia y Paz”, retornaron a sus actividades armadas: “El auge de la violencia en 2009 muestra igualmente que la disminución de los actos criminales fue temporal en muchas regiones, lo que convalida las aseveraciones de Báez”, destaca Varela en su referido artículo.

Un informe del Comité de la ONU contra la Tortura, divulgado en mayo de este año, alertó sobre las “deficiencias” que hubo en el proceso de desmovilización de pauc-colombia a militares.

El organismo manifestó además su preocupación porque el proceso “habría dejado impunes numerosos crímenes  cometidos por miembros de los grupos paramilitares, negando así a las víctimas el derecho a una reparación  plena”, reseñó el diario El Colombiano en esa entonces.

Según datos oficiales, frente a 266.552 denuncias recibidas entre 2010 y 2013, sólo se habrían dictado 10.671 sentencias condenatorias.

Próximo diálogo

Ante este panorama, la postura de Venezuela ha sido la de retomar el diálogo para consensuar una solución conjunta al problema de la violencia en la frontera común.

“Al presidente Santos nuevamente le hago un llamado. No tenga miedo al diálogo Presidente (Santos). Solo a través del diálogo, usted y yo podemos canalizar la solución. Yo estoy dispuesto a sentarme a hablar con usted dónde usted diga, cuándo usted diga y cómo usted diga”, agregó Maduro.

Este lunes, tras los reiterados llamados de Maduro a sostener una reunión cara a cara, Santos aceptó sentarse a resolver el diferendo con la mediación de Uruguay.

 

“La semana pasada recibí una llamada del presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, que ofreció sus buenos oficios para facilitar un diálogo con Venezuela, acepté su ofrecimiento y le comuniqué que la reunión fuera inclusive en Montevideo si él lo considera necesario”, declaró Santos, quien agradeció a los demás países y organismos que también promovieron la propuesta de un encuentro bilateral.

Leer Más