Premio Nobel de la Paz demanda que Bush y Blair sean juzgados por la invasión a Irak

El premio Nobel de la Paz y ex arzobispo sudafricano Desmond Tutu reclamó que George W. Bush, ex presidente de Estados Unidos, y Tony Blair, ex primer ministro británico, sean juzgados por el Tribunal Penal Internacional (TPI), debido a las consecuencias de la invasión militar a Irak en 2003.

En un artículo publicado en el diario británico The Observer, Tutu condenó la inmoralidad de esa guerra de agresión, que estuvo basada en el engaño de que la nación iraquí poseía armas de destrucción masiva, reseñó este domingo Europa Press.

Debido a la alta cifra de civiles muertos durante la invasión a Irak, ambos ex gobernante tendrían que comparecer ante el tribunal de La Haya, indicó Tutu.

El ex arzobispo señaló que esa guerra de agresión ha cobrado la vida de más de 110.000 iraquíes y 4.500 soldados estadounidenses.

Recordó que antiguos jefes de Estado de naciones asiáticas y africanas han sido juzgados por motivos similares.

«Los entonces líderes de Estados Unidos y Reino Unido se inventaron el escenario en el que se convirtieron en matones de colegio y por el que terminaron dividiéndonos. Nos han llevado al borde del precipicio en el que estamos, con el espectro de Irán y Siria ante nosotros», alertó.

También expresó que la decisión de eliminar al presidente de Irak Sadam Hussein tuvo un costo «atroz, comenzando por el propio país».

«El liderazgo y la moralidad son indivisibles. Los buenos líderes son custodios de la moralidad. La cuestión no es si Sadam Husein era bueno o malo, o a cuánta gente mató. La cuestión es que el señor Bush y el señor Blair jamás deberían haberse puesto a la altura de su inmoralidad», remarcó Tutu.

La invasión militar a Irak fue impulsada por Estados Unidos y respaldada por Reino Unido, España, Portugal, Italia, Polonia, Dinamarca, Australia, Colombia, Israel y Hungría, entre otros.

La guerra de agresión fue desatada sin el mandato expreso del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), violando de esta forma el derecho internacional.

Los comentarios están cerrados.