LA CAMPAÑA DE CAPRILES: UNA “LOCA CARRERA PARA DEMOSTRAR QUE VISITA MÁS SITIOS QUE CHÁVEZ”

image

En su columna Piedra de Tranca publicada este martes, Marciano cuestiona la estrategia de campaña del candidato de la derecha venezolana, Henrique Capriles, que, a su juicio, para el personaje consiste en una «loca carrera por demostrar que visita más sitios que Chávez, que come más arepas que Chávez, que lo arañan más que a Chávez, con lo cual pretende transmitir la impresión de juventud, de dinamismo; en síntesis, de triunfalismo. Cree que se la está comiendo, juega con el estado de salud del Presidente, con la edad, con la capacidad para movilizarse».

«Pero, agrega Marciano en su escrito de este martes, resulta que para los venezolanos en general lo que hace Capriles no es novedad. Es lo que han hecho todos los candidatos desde que se realizan en el país elecciones democráticas». Visitar barrios, pueblos, caseríos, estrechar manos, confundirse con la masa popular, besar viejitas y dejarse acariciar por muchachas eufóricas, es algo que figura en la hoja de ruta de todos los candidatos presidenciales venezolanos a lo largo de la historia electoral (…) y menos novedoso es que los candidatos devoren, por obligación o porque les gusta, sancochos, chicharrones, empanadas, tomen café y alaben los avasallantes condumios populares».

A Capriles además «le ha tocado la desgracia de competir con alguien que tiene toda la experiencia del mundo en materia de campañas electorales y que se conoce el país de cabo a rabo. Chávez accedió al poder en olor de multitud porque llegó a la entraña del pueblo. Porque no hay sitio que no conozca, pero con un agregado que es fundamental: lo ha hecho con la palabra por delante. Con un discurso profundo, coherente. con una sorprendente capacidad para comunicarse. Por eso que el alarde retrechero del candidato de la derecha no cuenta frente a un candidato como Chávez», quien «ha hecho una y mil veces lo que hace Capriles, pero con la diferencia del carisma, del discurso, de la capacidad para tratar en términos de igualdad a la gente del pueblo, mientras que con Capriles nada de eso existe. Porque es la nada».

Los comentarios están cerrados.