Francisco García: HACE DIEZ AÑOS LOS TRABAJADORES DEMOSTRARON QUE PODIAN MANEJAR LA INDUSTRIA PETROLERA SIN LA TECNOCRACIA APATRIDA.

A juicio de Francisco García presidente de la CBST – FALCON

10 años han transcurrido desde el 2 de Diciembre de 2002, cuando un grupo de Venezolanos de las Nominas Mayor y Ejecutiva de Petróleos de Venezuela (PDVSA), decidió derrocar al gobierno legítimamente elegido de Hugo Chávez y para ello decidió destruir la industria petrolera venezolana.

Según Francisco García, presidente de La Central Socialista de Trabajadores y Trabajadoras de la Ciudad, el Campo y la Pesca (CBST-Falcón), en esos acontecimientos la clase trabajadora tuvo un rol dominante; por un lado lo que en otrora fue la poderosa Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) presidida por Carlos Ortega, quien traicionado a la inmensa mayoría de trabajadores y trabajadoras que votaron por el presidente Chávez, junto a FEDECAMARAS y La Coordinadora Democrática promovieron aquel paro fingiendo que su posición era la de todos los trabajadores de Venezuela.

Por otro lado luego de aquel fatídico paro petrolero los trabajadores de la nomina menor y diaria de Pdvsa, debieron asumir el reto de levantar la producción llevada casi a Cero por sus jefes, fue así, que poniendo a prueba todos los conocimientos adquiridos en toda su vida y bajo una condiciones extremas por que además las instalaciones petroleras fueron saboteadas y paradas de forma tal que si se intentaba el arranque inmediato, explotarían, fueron estos hombres y mujeres con el apoyo de las fuerzas armadas y el pueblo en general que lograron reversar aquel paro petrolero promovido por los gerentes de aquel entonces de Pdvsa.

Por otro lado señalo García, el resto de los trabajadores, de hospitales, establecimientos comerciales, trasporte, servicios, etc., al igual que toda la población tuvieron que resistir de forma estoica las consecuencias de aquel sabotaje petrolero que entre otras cosas causo la muerte de varias personas y además dejo a la población sin combustible, alimentos básicos, gas domestico, una división de la población sin precedentes y una gran conflictividad en el país.

El dirigente sindical manifestó que este sabotaje petrolero le causo al país además de la ya mencionadas consecuencias a la población, perdidas por mas de Veinte (20) mil millones de dólares, una devaluación de 22% de la moneda, mas de 18.000, mil trabajadores petroleros perdieron sus puestos de trabajo y mas de 500 mil puestos de trabajo se perdieron en todo el pais, llevando el desempleo a mas del 30%, mas de mil pozos petroleros se perdieron, La producción total de crudo disminuyó en un 68%, tendiendo dicho porcentaje a descender aún más debido a la detención de la producción y a las restricciones de almacenamiento.

Agrego García que los trabajadores y el pueblo Venezolano no deben olvidar las causas de esta catástrofe que no fueron otras que la intensión de la derecha Nacional y sus pares Internacionales de presionar al presidente Hugo Chávez para que sustituyese su política económica de corte socialista por una más proclive al libre mercado, o bien presentase su renuncia a la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, doblegado ante las desastrosas consecuencias económicas derivadas de una acción de tal magnitud. También el paro fue una reacción a las 49 leyes habilitantes y el aumento de la regalía petrolera que las transnacionales petroleras no estaban dispuestas a soportar.

Para finalizar puntualizo que los responsables del paro sabotaje hoy están libres y disfrutando el dulce exilio muchos trabajando para las transnacionales petroleras que propiciaron el pago sin pagar por los incalculables daños que le hicieron a la población Venezolana, a la industria petrolera y a la economía, por lo que exigimos que se reabran las causas judiciales y se determinen las responsabilidades a quienes las tengan.

20121203-194512.jpg