(+FOTOS +VIDEO) ISRAEL DA OTRO PASO EN SU GENOCIDIO CONTRA GAZA


Israel dijo este miércoles que podría invadir por la vía terrestre la Franja de Gaza, luego de más de 15 bombardeos contra esa región de Palestina, que dejaron como saldo seis personas muertas, entre ellas el comandante del Movimiento de Resistencia Islámica Hamas, Ahmed Jaabari.

El Ejército israelí indicó que la operación militar fue denominada «Pilar defensivo» y podría desembocar en un nuevo ataque, similar al ocurrido entre 2009 y 2010, que fue conocido como «Plomo fundido» dejó como saldo 1.900 palestinos muertos.

Las Fuerzas Armadas hebreas también reconocieron que el asesinato de Jaabari se efectuó tras «un ataque selectivo», cuando el dirigente se trasladaba en automóvil por la ciudad de Gaza. El ataque de Israel se produjo pese a una tregua negociada de al menos 24 horas, lograda con la mediación de Egipto, reseñó la agencia Efe.

Frente a esta situación, Hamas y su brazo armado, las Brigadas de Azedín Al Kasem, manifestaron que con los nuevos bombardeos Tel Aviv ha «abierto las puertas del infierno».

Ambas organizaciones, que gobiernan en Gaza, aseveraron que resistirán y responderán a los ataques.

La teniente coronel Avital Leibovitz, portavoz militar israelí, reconoció que los operativos contra Gaza fueron autorizados por el jefe del Estado Mayor, Benny Gantz.

La uniformada indicó que el objetivo «es, primero, minimizar los daños y proteger al pueblo israelí, y segundo, atacar las capacidades de estas organizaciones terroristas», como califica Tel Avivi a los grupos políticos palestinos.

En tanto, el brigadier general israelí Yoav Mordechau dijo que «la alternativa de ingresar por tierra» a la Franja de Gaza «está disponible».

EEUU y Egipto se pronuncian

El teniente coronel estadounidense Stephen Warren declaró a la agencia AFP que desde Washington «somos solidarios con nuestro socio israelí en su derecho a defenderse contra el terrorismo».

Aunque los ataques militares de Israel contra Palestina tienen un fuerte rechazo internacional, desde el Pentágono remarcaron que respetan «el derecho de legítima defensa de Israel».

Por su parte, el canciller egipcio Mohamed Kamel Amr, condenó los bombardeos de Tel Aviv porque desencadenarán una escalada de violencia «muy grave» y pueden tener «consecuencias negativas para la seguridad y la estabilidad de la región».