Odebrecht: La pesadilla de corrupción en América Latina

Está basado en una investigación del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, junto con 10 países más de América Latina, a la constructora brasileña Odebrecht

© Proporcionado por Agencia EFE

La trama de corrupción que orquestó durante 20 años la constructora brasileña Odebrecht y que salió a la luz hace cinco años, le costó a Latinoamérica no solo retraso en sus grandes obras de infraestructura sino ver a algunos de sus mayores líderes políticos y empresariales caer en una oscura telaraña.

Desde que el 21 de diciembre de 2016 el Departamento de Justicia de EE.UU. destapó el escándalo según el cual Odebrecht pagó sobornos a presidentes, expresidentes y funcionarios de 12 países de América Latina y África para obtener beneficios en contrataciones públicas, Brasil, Perú y Colombia han padecido los casos más dramáticos.

En el gigante brasileño, en donde se creó la empresa en 1944, luego de que la operación Lava Jato destapara en 2015 el desvío de dineros de la estatal petrolera Petrobras, el caso Odebrecht arrastró consigo a centenas de políticos y ejecutivos, incluyendo al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010).

Lula fue apresado en abril de 2018 y pasó 580 días tras las rejas acusado de corrupción y lavado de dinero. Sin embargo, recobró su libertad en 2019 y las condenas fueron anuladas este año por un tema de competencias, decisiones que lo devolvieron al ruedo político.

LUTO EN PERÚ

La sombra de Odebrecht sigue planeando sobre Perú, en donde han sido implicados los expresidentes Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011), Ollanta Humala (2011-2016) y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), así como la líder opositora Keiko Fujimori y otros políticos y empresarios.

En abril de 2019, la tragedia tocó al país cuando García se suicidó para evitar ser detenido.

Para Humala y su esposa, Nadine Heredia, la Fiscalía pidió 20 y 26 años y medio de cárcel, respectivamente, y en noviembre se dictó un auto de enjuiciamiento.

Asimismo, aunque todavía no se hace efectiva, la extradición de Toledo a Perú fue avalada a fines de septiembre pasado por un juez de EE.UU. por estar implicado en la presunta recepción de un soborno de unos 35 millones de dólares para facilitar los negocios de la empresa brasileña.

Por su parte, Kuczynski permanece en arresto domiciliario desde que dejó la presidencia en 2018.

En cuanto a la tres veces candidata presidencial Keiko Fujimori, la Fiscalía ha pedido 30 años de cárcel tras acusarla de recibir dinero irregular de Odebrecht para sus campañas de 2011 y 2016, y aún espera saber si se le abrirá un juicio oral.

CAMPAÑAS ENLODADAS EN COLOMBIA

El escándalo salpicó en Colombia las campañas presidenciales de Juan Manuel Santos y Óscar Iván Zuluaga en 2014, aunque investigaciones posteriores aclararon que no recibieron dineros de Odebrecht.

Por el escándalo han sido condenados los exsenadores Otto Bula, por ser uno de los “mensajeros” de Odebrecht para sobornar, y Bernardo Miguel “Ñoño” Elías, el exviceministro de Transporte Gabriel García Morales, los hermanos empresarios Enrique y Eduardo Ghisays Manzur y el expresidente de Corficolombiana (socia de Odebrecht en la construcción de la carretera Ruta del Sol II) José Elías Melo.

El país cafetero también tuvo un capítulo oscuro con las muertes del ingeniero Jorge Enrique Pizano y su hijo Alejandro.

Pizano padre fue auditor en Corficolombiana de la Ruta del Sol II y antes de morir de un infarto en su casa dejó una entrevista grababa, emitida por “Noticias Uno”, en la que reveló que el entonces fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, conocía desde 2013, antes de llegar al cargo, la trama de corrupción de Odebrecht.

Su hijo Alejandro volvió de Barcelona para darle el último adiós y tres días después, cuando ordenaba sus recuerdos, bebió de una botella de agua que encontró en el escritorio de su progenitor y que contenía cianuro, lo que le causó la muerte.

LOS MARTINELLI Y VARELA, EN LA MIRA

En EE.UU., este mes Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares, hijos del expresidente panameño Ricardo Martinelli (2009-2014), se declararon culpables en un tribunal federal de Nueva York de blanqueo de dinero y del pago de 28 millones de dólares en sobornos a un alto funcionario de Panamá en nombre de Odebrecht.

Los Martinelli Linares, cuya sentencia se conocerá el próximo mayo, reconocieron su culpabilidad tras ser extraditados desde Guatemala y alcanzar un acuerdo con la Fiscalía estadounidense, que ha pedido entre 9 y 11 años de prisión.

En Panamá, en donde Odebrecht admitió haber destinado 59 millones de dólares a sobornos, hay 50 acusados y dos expresidentes investigados: Martinelli y Juan Carlos Varela (2014-2019).

CORREÍSTAS EN PROBLEMAS

El expresidente Rafael Correa y su vicepresidente, Jorge Glas, no se libraron de la trama brasileña en Ecuador.

Glas fue apartado de la vicepresidencia en 2017 en medio de un juicio por el que fue condenado a 6 años de prisión.

En 2020, el llamado caso “Sobornos 2012-2016” llevó de nuevo a su condena y a la de Correa, prófugo en Bélgica, por cohecho en un caso de financiación ilegal de empresas al movimiento oficialista Alianza País, entre ellas Odebrecht.

POCAS CONDENAS EN GUATEMALA

En Guatemala, el caso ha tenido como principal protagonista al exministro de Comunicaciones Alejandro Sinibaldi, supuestamente beneficiado con los sobornos, al igual que el excandidato presidencial Manuel Baldizón, actualmente preso en EE.UU., y el empresario Carlos Arturo Batres Gil.

Hasta el momento han sido condenadas tres personas, todas ligadas a Sinibaldi, con 6 años de prisión por lavado de dinero: Juan Ignacio Florido, Juan Manuel Colina Colorado y Jorge Eduardo Antillón Klussman.

IMPUNIDAD EN REPÚBLICA DOMINICANA

En República Dominicana, el juicio concluyó el pasado 14 de octubre con tan solo dos condenas y la sensación de impunidad.

El exministro de Obras Públicas Víctor Díaz Rúa fue condenado a 5 años de cárcel por lavado de dinero y Ángel Rondón, exrepresentante de Odebrecht en el país, a 8 años por repartir los sobornos.

La empresa admitió haber pagado 92 millones de dólares en sobornos entre 2001 y 2014.

La Fiscalía ha abierto una nueva investigación que abarca obras públicas y funcionarios que fueron excluidos del expediente original, en una cuestionada gestión encabezada por el ex procurador general Jean Alain Rodríguez, que ahora está en prisión preventiva por su presunta implicación en otro escándalo de corrupción.

ARGENTINA SIGUE INVESTIGANDO

La Justicia en Argentina sigue investigando a Odebrecht en tres causas.

Una por los presuntos pagos indebidos que realizó, en el proyecto para soterrar las vías del tren Sarmiento, el consorcio que integraron Odebrecht, Ghella, Comsa e Iecsa -entonces controlada por Angelo Calcaterra, primo del expresidente Mauricio Macri (2015-2019)- a funcionarios e intermediarios de los Gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) y de Cristina Fernández (2007-2015).

Otra sobre los proyectos para la extensión de las redes troncales de gasoductos, dividida en dos tramos: los gasoductos Libertador General San Martín y Neuba II desde 2005, y la ampliación de la capacidad del transporte de gas a lo largo de 15 provincias, desde 2007.

Y la tercera línea de investigación es la de los supuestos pagos indebidos desde 2010 en el proyecto para construir una planta potabilizadora de agua para la empresa estatal AySA en Paraná de las Palmas.

POLÍTICOS, SIN PAGAR EN MÉXICO

En México no hay ni un solo político condenado por los sobornos, que sumaron más de 20 millones de dólares en los Gobiernos de Vicente Fox (2000-2006), Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018).

El principal implicado, el ex director general de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya, está en prisión preventiva desde noviembre pasado por haber recibido presuntamente 10,5 millones de dólares de Odebrecht durante la campaña y la presidencia de Peña Nieto.

El actual Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha dicho que esos sobornos estuvieron detrás de la aprobación de la reforma energética que abrió el sector a la inversión privada en 2013, por lo que también está en prisión preventiva el exsenador Jorge Luis Lavalle.

PROMESAS SIN CUMPLIR EN VENEZUELA

El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, anunció en septiembre de 2017 que había reabierto una investigación sobre Odebrecht, tras considerar que no se habían hecho avances en la anterior administración del Ministerio Público, pero hasta ahora se desconoce información al respecto y no hay imputados.

La ONG Transparencia Venezuela denunció en su último informe sobre la empresa, publicado en 2019, que en 23 de las 34 obras asignadas a Odebrecht aumentaron los montos iniciales entre un 6 % y un 926 % y al menos 17 de las de mayor envergadura están inconclusas o presentaban retrasos de 4 a 8 años.

Recientemente, el presidente Nicolás Maduro aprobó más de 17,5 millones de dólares para culminar obras del sistema de transporte del país que Odebrecht no culminó, una promesa que ya había hecho en 2017 y 2018.

(c) Agencia EFE

Manuel Zelaya, califica el gobierno de su esposa como “Nueva Izquierda”

El depuesto presidente, por mucho tiempo crítico de EE. UU., dice que su esposa gobernará Honduras diferente.

Publicado Por LaVozObrera.com.ve el 21/12/2021 a las 08:50 AM


El expresidente hondureño Manuel Zelaya sonríe a su llegada al Aeropuerto Internacional Toncontín en Tegucigalpa, Honduras, el 13 de marzo de 2018. REUTERS / Jorge Cabrera
El expresidente hondureño Manuel Zelaya sonríe a su llegada al Aeropuerto Internacional Toncontín en Tegucigalpa, Honduras, el 13 de marzo de 2018. REUTERS / Jorge Cabrera

Zelaya, por mucho tiempo un detractor de Estados Unidos, dice que el gobierno de su esposa, que describe como de “nueva izquierda”, no seguirá su misma línea política ideológica.MANAGUA — 

Manuel Zelaya, quien gobernó Honduras de 2006 a 2009 con un gobierno de corte socialista que terminó con un golpe de estado, ha intentado pasar desapercibido en la llegada al poder de su esposa, Xiomara Castro de Zelaya, quien ganó los comicios del pasado 28 de noviembre.

Zelaya, por mucho tiempo un detractor de Estados Unidos, dijo a la Voz de América (VOA) que el gobierno de su esposa, que describe como de “nueva izquierda” y al cual sirve como asesor, será cercano al gobierno de Joe Biden, que apoyó las elecciones libres de su país.

“Ella [Castro] ha estado compartiendo desde hace muchos meses y posiblemente años, en los últimos dos años, con Washington”, dijo.

“Consideramos a Estados Unidos como el mejor aliado de Honduras en materia histórica, en todos los campos. Yo no soy el presidente, pero nuestras relaciones con Washington, y especialmente en este momento de la presidenta electa del país, son muy buenas”, agregó.

Durante el gobierno de Manuel Zelaya, hubo un distanciamiento entre Honduras y Estados Unidos.

Zelaya se acercó a Fidel Castro en Cuba y a Hugo Chávez en Venezuela. Este último, tras el golpe, lo designó en un alto cargo en Petrocaribe, una empresa estatal venezolana surgida en 2005 que suministra petróleo y derivados con facilidades financieras a países de la región.

Tras la salida de Zelaya, Chávez acusó a EE. UU., en ese entonces bajo la presidencia de Barack Obama, de haber estado detrás de la operación, algo que fue negado por Robert Appin, subdirector de Asuntos Públicos del Comando Sur, que supervisa las operaciones militares estadounidenses en América Latina.

Zelaya criticó la lenta reacción de EE. UU. ante el golpe, y a Obama por “cambiar de postura” y dejarlo “en medio del río”.

En 2017, Zelaya denunció un fraude electoral en los comicios de Honduras, donde era coordinador de la oposición, tras un cambio inesperado en los resultados que otorgaron la reelección a Juan Orlando Hernández, y aseguró que la administración republicana de Donald Trump había apoyado el “fraude” en esos comicios, algo que Estados Unidos ha negado en reiteradas ocasiones.

Tanto la embajada estadounidense en Honduras como el Departamento de Estado publicaron comunicados en los que pedían a las autoridades electorales trabajar sin interferencias y dijo que confiaban en la labor de los observadores internacionales.

El candidato de la Alianza de Oposición en 2017, Salvador Nasralla, viajó a Washington para presentar sus pruebas de lo que consideraba un fraude electoral y pidió a la comunidad internacional suspender la ayuda exterior al gobierno de Honduras hasta resolverse el contencioso electoral. No recibió respuesta.

“Hace cuatro años, el gobierno de Estados Unidos, dirigido por el presidente Donald Trump, vino a apoyar un fraude electoral. Hoy, cuatro años después, el presidente [Joe] Biden viene a apoyar el respeto a la voluntad popular. O sea, que hay un cambio bien significativo dentro de Estados Unidos”, dijo Zelaya a VOA.

Alan McPherson, experto en relaciones entre EE.UU. y Latinoamérica de la Universidad de Temple, dijo que aunque las relaciones entre el gobierno de Zelaya y EE. UU. no fueron buenas, “no eran abiertamente hostiles”.

“Había muchas fuerzas dentro de Estados Unidos que querían atar a Zelaya a Hugo Chávez. Zelaya estaba algo a la izquierda, pero ni de lejos cerca [políticamente] a Chávez”, dijo McPherson. “Muchos querían dejar a Chávez sin aliados potenciales en cualquier parte de América Latina. Es por eso que hay una impresión generalizada de que EE. UU. apoyó el golpe de 2009 contra Zelaya”.

“Eso no significa que las relaciones no puedan mejorar mucho ahora. En primer lugar, Chávez se ha ido. Dudo mucho que Honduras vaya a tener estrechas relaciones con Venezuela”, agregó.

Sin embargo, otros analistas muestran excepticismo sobre el rol que el exmandatario pueda tener en el nuevo gobierno de Honduras y algunos consideran que la influencia de Zelaya será poderosa y terminará alineándose al resto de países que se autodenominan de izquierda.

Pablo Barahona Kruger, exembajador ante la OEA y expresidente de la Comisión de Asuntos Jurídicos y Políticos de dicho organismo, dijo que Honduras y varios países de la región “son campo fértil” para que se desarrollen gobiernos populistas debido al cansancio “de una derecha corrupta y prebendaria”.

Esa derecha obliga a la ciudadanía a girar hacia una izquierda que eventualmente “también resulta corrupta, populista y prebendal”, dijo.

El diplomático dijo que con el tiempo los gobiernos de izquierda terminan traicionando los ideales y se convierten en “dictadores latinoamericanos” como Nicolás Maduro, Daniel Ortega o Fidel y Raúl Castro en Cuba.

Los gobiernos de Cuba, Venezuela y Nicaragua estuvieron entre los primeros en felicitar a Castro por su victoria.

Castro de Zelaya es la primera mujer en gobernar Honduras, y algunos críticos como Kruger dicen que su esposo gobernará tras bambalinas.

Zelaya dijo que “los que opinan así, menosprecian los valores de la mujer”.

Tiziano Breda, analista de Centroamérica del International Crisis Group, ve con pragmatismo la llegada de Castro al poder.

Libre ha evolucionado y “ha tenido una actitud más pragmática en su acercamiento y relación y posiciones sobre el sector privado, sobre relaciones con Estados Unidos, que hacen pensar que pueda tener una posición más balanceada”, dijo Breda a VOA.

El analista considera que Washington podría tener un aliado en un punto clave de la región, puesto que Honduras es un país fundamental en Centroamérica porque es el único país que tiene una base militar estadounidense.

“También es crucial por todo el tema del narcotráfico. En los últimos años en particular, se ha vuelto también un país expulsor de una cantidad enorme de ciudadanos que van migrando hacia Estados Unidos”, agregó.


Zelaya dice que Libre es “un partido progresista, un partido de nueva izquierda”.

“El partido ha planteado un proceso democrático, profundamente social. Es algo que tiene que ver con una nueva izquierda a nivel latinoamericano. Representa una nueva visión de la sociedad, eminentemente dialéctica y con conformación eminentemente social y popular. Se equivocaron los que nos acusaron” de comunistas, agregó.​

Casi al finalizar la entrevista con el expresidente Zelaya, la VOA le consultó sobre la crisis nicaragüense, pero prefirió no hablar más del tema.

¿Qué piensa de la crisis en Nicaragua? ¿Me puede dar un comentario?

“Esa pregunta ya está repetida, está contestada”, dijo Zelaya.

Con un Golazo Tareck El Aissami sale al paso a rumores (+Video)

A través de la cuenta twitter de Esteban Trapiello suben video donde se ve al ministro de petróleo en excelentes condiciones físicas

Tareck El Aissami jugará con Aragua FC

Este jueves, 9 de diciembre, comenzaron a circular rumores sobre “problemas de salud” de Tareck El Aissami, ministro de Petróleo de la administración Maduro, después de una noticia publicada por la agencia de noticias Reuters.

Sin embargo, el periodista Esteban Trapiello publicó un video de El Aissami jugando fútbol junto a varios niños, con el que buscan desmentir sus supuestos problemas de salud.

La información sobre El Aissami de Reuters apunta que Nicolás Maduro planea remplazarlo del Ministerio de Petróleo. Esta medida sería tomada por “problemas de salud”, según varias fuentes.

“INCAPACITADO PARA CUMPLIR CON SUS DEBERES”

Reuters aseguró que ocho fuentes cercanas confirmaron la decisión de Maduro en cuanto al futuro de su ministro de Petróleo. De acuerdo a esta información, El Aissami está “incapacitado para cumplir con sus deberes ministeriales”.

Tres de las fuentes afirmaron que El Aissami se sometió recientemente a tres importantes cirugías. Sin embargo, las personas no precisaron las características de las operaciones o los padecimientos exactos que sufre el vicepresidente Sectorial de Economía de la administración Maduro.

Aquí puedes ver el video:


👇👇👇👇👇 pic.twitter.com/zIjkbJV7M4

Londres autoriza la extradición de Assange a EE.UU.

El juez Timothy Holroyde afirmó que la defensa de Assange tiene derecho a impugnar el veredicto presentando un recurso.

Publicado: Por LaVozObrera.com.ve el 10 dic 2021 a las 06:34 AM

El juicio contra Julian Assange: una prueba de fuego para la libertad de  prensa | El Mundo | DW | 28.12.2020
Julian Assange

El Tribunal Superior de Justicia de Londres aprobó este viernes extraditar a Estados Unidos al fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

El juez Timothy Holroyde afirmó que la defensa de Assange tiene derecho a impugnar el veredicto presentando un recurso.

El 27 y 28 de octubre se celebró en Londres el juicio ante el que se interpuso el recurso presentado por EE.UU. después de que en enero la Justicia británica se negara a extraditar al fundador de WikiLeaks. La jueza Vanessa Baraitser explicó que el rechazo a la petición de Washington responde a los temores de que el activista pudiera suicidarse, argumentando que la extradición sería “opresiva” debido a la salud mental de Assange.

Por su parte, EE.UU. aseguró al Reino Unido que si extradita a Assange, este podría cumplir su condena en Australia, el país donde nació. 

Después de la audiencia, el tribunal aplazó la decisión, sin dar una fecha concreta.

Podría enfrentar 175 años de Prisión

  • En EE.UU., Assange está acusado de cargos por espionaje y piratería informática tras la publicación desde 2010 de cientos de miles de páginas de documentos militares secretos y cables diplomáticos sobre las actividades del país norteamericano en las guerras en Irak y Afganistán, que fueron difundidos por su portal de filtraciones WikiLeaks. Los cargos conllevan una sentencia máxima de 175 años de prisión.
  • En abril de 2019, el ciberactivista fue detenido en la Embajada de Ecuador en Londres, donde durante siete años obtuvo refugio e incluso la nacionalidad ecuatoriana. Actualmente se encuentra encarcelado en la prisión de máxima seguridad de Belmarsh (Reino Unido).
  • La defensa de Assange argumenta que tiene derecho a la protección de la Primera Enmienda de la Constitución de EE.UU. por su condición de periodista, lo que también se extiende a la publicación de los documentos filtrados.

Rechazan la inclusión de Vargas Llosa en la Academia Francesa

Aseguran que esta elección plantea serios problemas éticos

Intelectuales rechazan la inclusión de Mario Vargas Llosa en la Academia Francesa y enumeran las razones por las que "mancilla" a la institución
El escritor peruano Mario Vargas Llosa en la Casa de América en Madrid, España. 8 de octubre de 2019Sergio Perez / Reuters

Un grupo de intelectuales repudió este jueves el nombramiento del escritor peruano y premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, como nuevo miembro de la Academia Francesa, el órgano que regula el uso de esta lengua y que es una de las instituciones culturales más importantes de ese país.

“Nos enteramos con asombro el 25 de noviembre de la elección de Mario Vargas Llosa a la Academia Francesa. No conocemos las razones de esto. Quizás la Academia consideró que el escritor peruano encarnaba el ideal del escritor comprometido de la Ilustración”, señala la carta publicada en el diario Libération y que está firmada por César Itier (profesor universitario); Valérie Robin Azevedo (profesora de la Universidad de París), Pablo del Valle (antropólogo), Evelyne Mesclier (directora de investigaciones del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo) y Sylvie Taussig (investigadora del Centro Nacional para la Investigación Científica.

“Pero esta elección plantea serios problemas éticos. El reciente apoyo de Mario Vargas Llosa a José Antonio Kast, candidato de extrema derecha, nostálgico defensor de la dictadura militar de Pinochet, en las elecciones presidenciales de Chile del 19 de diciembre, es de hecho solo uno de los últimos avatares, actitud que ha legitimado durante décadas a los líderes responsables de asesinatos y violaciones de derechos humanos”, añade la misiva.